Método y técnica
Método y técnica

¿Has soñado alguna vez con convertirte en un(a) gran emprendedor(a) para resolver los mayores desafíos sociales y ambientales del mundo?¿Tenías problemas para encontrar una idea que cambiará el juego? Bueno… ¿Y si te dijéramos que puedes emprender sin tener ninguna idea para empezar?

Image for post

Este artículo está traducido de la versión original en inglés escrita por Yoon-Joo Jee y Laure Brouard, co-foundadoras de Snowball Effect. ¡Espero que os inspire tanto como a mi!

Ya existen ideas increíbles con impactos multiplicables.

Como dirán muchos emprendedores, hay una gran diferencia entre tener una gran idea y crear una empresa de éxito. Y esta diferencia es la ejecución. Las cifras hablan por sí solas: el 90% de las nuevas empresas fracasan en 2 años, el 70% en 5 años. Y como dijo Thomas Edison: “Genio: 1% de inspiración y 99% de transpiración”. Así que, ¿por qué deberías luchar para encontrar una idea que cambie el juego y que valga 10 mil millones de euros y que tal vez nunca encuentres?

“Casi todos los problemas han sido resueltos por alguien, en algún lugar. El reto del siglo XXI es descubrir qué funciona y ampliarlo.” B. Clinton

Bill tiene toda la razón: necesitamos difundir conceptos probados (negocios sociales viables y de impacto) a nivel mundial y dejar de reinventar la rueda. Sólo para nombrar algunos de esos conceptos probados: tiendas cero desperdicio, cooperativas de alimentos, viviendas intergeneracionales, programas de empoderamiento de jóvenes, iniciativas de solicitantes de asilo, etc. Pero si “difundir lo que funciona” suena obvio en teoría, difícilmente es la tendencia que vemos en la realidad.

¿Por qué es tan difícil difundir conceptos probados?

¿Por qué no es la tendencia que vemos? ¡Porque no sabemos si es posible!

Es inusual en nuestras sociedades llegar a las empresas sociales establecidas diciendo: “¿Puedo tomar y copiar su concepto?”

Tal vez te sentirías como un(a) ladrón(a) al hacerlo, o no te considerarías un(a) “verdader@” emprendedor(a). O incluso podrías tener miedo de lo que la gente piense de ti si apenas “copias algo que ya existe”. Qué aburrido y qué poco innovador, ¿verdad?

Si descubres un gran proyecto, normalmente hay 3 reacciones.

- O bien envidias a los fundadores que tuvieron esta gran idea antes que tú. Maldición.

- O piensas en solicitar y unirte al equipo, dependiendo de dónde se encuentren y de lo alineado que estés con la visión de los fundadores. No tan emprendedor.

- O consideras copiar la idea pero te hace convertirte en un competidor de facto. La guerra ha comenzado.

Bueno, esto no es muy emocionante todavía, ¿verdad?

Pero, ¿y si hubiera un cuarto camino?

Imagina que has visto un proyecto muy inspirador en otro país. Desearías poder iniciar uno muy similar (o en realidad el mismo) en tu región. Así que te pones en contacto, esperando que puedas aprender de sus experiencias, para ayudarte a empezar localmente. Inesperadamente, te dan la bienvenida y están muy abiertos a colaborar contigo. Incluso puedes tener libertad para adaptar el proyecto al contexto local, e innovar según tus propios deseos.

¿Suena como una utopía? Veamos.

Image for post

Un nuevo tipo de liderazgo está surgiendo entre los emprendedores.

“Nadie quiere crear sus propios competidores y darles el poder de hacer lo mismo que tú” podrías pensar.

Tienes razón. En nuestra imaginación colectiva, la “competencia” sigue siendo la única forma de hacer negocios. Bueno, hasta ahora. Porque un nuevo tipo de emprendedor social está surgiendo con el deseo de “ser copiado”. Por lo tanto, están capacitando proactivamente a otros para hacer lo mismo. Pero ¿por qué? ¿Es por puro altruismo? No exactamente.

Estos emprendedores están capacitando proactivamente a otros para hacer lo mismo. Pero ¿por qué? ¿Es por puro altruismo? No exactamente. Obtienen muchas ventajas al compartir sus conceptos con otros.

Primero entendamos mejor su perfil y su mentalidad:

1. Desarrollan proyectos que tienen un importante componente local y físico (no una solución 100% digital). Por lo tanto, no pueden escalar tan fácilmente.

2. Su principal razón para crear una empresa es contribuir a resolver los desafíos sociales o ambientales actuales. Son emprendedores sociales.

3. Ven el dinero como un medio para alcanzar este objetivo y no como un propósito en sí mismo. Hacerse rico ya no es el (único) modelo de éxito.

4. Saben que solos no pueden resolver los abrumadores problemas de nuestro tiempo. Las mejores soluciones para resolver los problemas deben ser abordadas localmente, por la gente local.

Image for post

Saben que solos no pueden resolver los abrumadores problemas de nuestro tiempo.

Por lo tanto, la pregunta que obsesiona a estos emprendedores sociales es: “¿Cómo puedo aumentar mi impacto de la manera más rápida y eficiente posible?” Puede haber dos opciones principales.

Opción 1: Construir una gran corporación y desplegar sus soluciones en todas partes.

- Dificultades: Presión para asegurarse de que siguen siendo los líderes del mercado. Luchan por adaptar su solución a contextos culturales locales muy diferentes de los que conocen. Muchos días viajando y supervisando.

- Tiempo esperado: 10 años.

- Ventajas: Controlar todo el proceso. Ganando mucho dinero si sobreviven hasta entonces.

Opción 2: Ayudar a socios locales a implementar el mismo concepto localmente, bajo la misma o diferente marca. Juntos, construyen una red bajo una “visión sistémica” y valores compartidos.

- Dificultades: Tiempo de introspección para definir su visión sistémica y valores no negociables. Tiempo para encontrar los socios adecuados y aprender a confiar en ellos.

- Tiempo esperado: 1 a 2 años.

- Ventajas: Compartir recursos/responsabilidades financieras y humanas. Asegurar un flujo de ingresos adicional basado en la franquicia, la capacitación o la consultoría. Mucho menos riesgo para lanzar una solución que no se ajusta a un contexto local diferente. Compartir las enseñanzas con sus socios para mejorar su concepto de negocio. Terminar siendo una persona/organización influyente.

Algunos emprendedores eligen la opción 1). Pero cada vez más emprendedores sociales prefieren la opción 2). Porque, sobre todo, al crear alianzas inician un efecto de “bola de nieve” de cambios positivos. Juntos, forman un movimiento con considerable influencia para lograr cambios positivos duraderos.

Image for post

Al crear alianzas, inician un efecto de bola de nieve de cambios positivos.

¿Sigues dudando de la existencia de tales emprendedores? Sólo por nombrar algunos: los fundadores de Skakeistan, Afforestt o The Chime. La mayoría de las veces son emprendedores sociales premiados por la red mundial Ashoka, oradores de TED o Forbes 30 Under 30. El Startup Studio Imagination Machine también ha replicado varios conceptos probados en Francia. Hablo de su metodología en este artículo. Pronto podrás descubrir un increíble panel de emprendedores abiertos a la replicabilidad aquí.

¿Y ahora qué?

Como ya te habrás dado cuenta, nuestro punto es:

No necesitas tener una idea para empezar un proyecto impactante en tu región.

En su lugar, puedes establecer asociaciones fructíferas y replicar conceptos probados. Los grandes líderes necesitan rodearse de otros grandes líderes. Y aquí es donde puedes jugar un papel. Implementar un concepto probado en tu región puede ser la mejor manera de resolver los desafíos apremiantes de nuestra sociedad de una manera colaborativa, empresarial e impactante!

Image for post

La misión de Snowball Effect es ayudar a las personas con impacto a iniciar o replicar soluciones probadas ¡aprendiendo de emprendedores sociales experimentados!

¿Estás entusiasmad@ con la visión de Snowball Effect? Estan preparando activamente el lanzamiento oficial y definitivamente estan buscando almas que les ayuden. Contáctales aquí si te interesa colaborar.

Y si quieres que te mantengan informad@ cuando hagan el lanzamiento oficial, puedes registrarte en la web aquí.

Yoon-Joo Jee y Laure Brouard, co-founders de Snowball Effect.

Varias organizaciones se han especializado en la búsqueda, evaluación y difusión de soluciones probadas.

Tal y cómo lo presenta Good Tech Lab en su Informe “The Frontiers of Impact Tech”, el Technology Exchange Lab alberga una base de datos de 650 tecnologías para el alivio de la pobreza y se asocian con los proveedores de soluciones, las comunidades locales y las ONG para diseñar y aplicar soluciones apropiadas. ImpactOn adopta un enfoque similar, mientras que Sustainia’s Global Opportunity Explorer se centra en la conexión de los proveedores de soluciones con corporativos.

Cabe mencionar también la plataforma UN Technology Facilitation Mechanism y enfoques nuevos como Sphaera, que desglosa los proyectos e ideas en “bloques” más sencillos y reutilizables en diferentes sectores, como la salud y la agricultura mundiales. Este enfoque modular recuerda a la filosofía Open Source que promueve la difusión del conocimiento en forma de software, diseño de hardware o descubrimiento científico para que otros puedan construir sobre él.

¡Si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo para inspirar a futuros actores del cambio! ¡Sino, encantada de recibir tu feedback! 🙌

(Comentario, feedback o pregunta anónimos enviados al autor en privado. Si esperas una respuesta, por favor facilita cualquier información de contacto)
¡Gracias! ¡Tu comentario ha sido recibido! Te leeremos muy pronto.
¡Uy! Algo salió mal al enviar el formulario. ¿puedes intentarlo de nuevo?
Scroll to top